I only want a little

martes, 12 de julio de 2011

géminis



Caos.
(Del lat. chaos, y este del gr. χάος, abertura).

3. m. Fís. y Mat. Comportamiento aparentemente errático e impredecible de algunos sistemas dinámicos, aunque su formulación matemática sea en principio determinista.


Fotografía: Eugenio Recuenco





Era una chica de invierno. Había nacido en junio, a principios de verano. 
Le gustaba codearse de gente muy dispar. Reservaba los miércoles para sentarse en el banco del parque donde los mayores jugaban a las cartas.
Los lunes limpiaba en un bufete de abogados y en verano pasaba las mañanas de los martes y jueves haciendo camas en un resort.
Había aprendido unos años atrás a beber vodka los domingos.
En la tarde de los sábados se ponía los únicos zapatos de aguja que tenía y escuchaba jazz delante de la ventana.
Una mañana de camino a ninguna parte, observó una hormiga cargar con otra malherida. Desde entonces soñaba con agujeros negros en el suelo.
El último viernes del mes pedía deseos a estrellas fugaces que sólo ella veía. El día de su cumpleaños pidió tres. El primero estaba relacionado con egocéntricos y hormigas. El tercero con la nieve de verano.

Noelia


11 comentarios:

Noelia Palma dijo...

la dualidades referentes a lo propio me están gustando mucho ultimamente...
me recordaste una banda venezolana que se llama "tan frío el verano", te voy a dejar algo de ellos, dale?

http://www.youtube.com/watch?v=LR1_ZAOCGJ0&feature=player_embedded


espero que te guste, como a mí, el texto!!!
un abrazote

Katy dijo...

Los deseos, aunque dispares a veces se cumplen,otras se quedan vagando por las nebulosas.Pero asi también se puede ser feliz.
Orinal tu "Géminis" es que lo son:)
Un beso

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Vale, el segundo supongo que sería ser artista!!
Pero quizás es la falta de oportunidades y eso fuera lo que pedía un oportunidad para... todo!!
Bss.. amiga

Mónica dijo...

Y el segundo?

TORO SALVAJE dijo...

Parece una chica muy especial.
Nada común.
Me resulta atractiva.

Besos.

La Abela dijo...

Muy buen relato...tal vez su segundo deseo era encontrar su alma gemela, que la recogiese cuando estaba herida y la resguardase de la nieve en cualquier momento del año....

VolVoreta dijo...

En la variedad está el gusto, y el aprendizaje.
No hay nada más errático que el vuelo de una mariposa, sin embargo ella sabe muy bien lo que desea (y lo busca sin apenas descanso). Los demás no comprendan su caos... ¿para qué exponer sus deseos más ocultos?.

Te dejo un beso Noe.

Mariette dijo...

Me gusta esta semana. ¿Cuándo me dejas compartir una así contigo? Solo que, te aviso, he aprendido a beber vodka muchos más días de la semana.

Vera dijo...

Sabes? yo no existiría sin mi caos particular, pocos me entienden, pero esos pocos, para mí, son como el nectar de una flor... son mi alimento; el hilo invisible que mantiene con vida mi vuelo.

BsoT.

emiliano dijo...

es un relato muy lindo noelia. muy disfrutable.

se me apareció como si formara parte de un libro que fue escrito para ser leído en parís.

no tengo idea por qué.

saludos.

Dorothy dijo...

Precioso y misterioso.Me consuela pensar que no soy la única que se pone tacones de aguja para escuchar jazz sin salir de casa algún fin de semana.
Me gusta imaginar cuál será le segundo deseo...